Flora intestinal, prevención de enfermedad y fibra real.

En: Artículos El: jueves, junio 8, 2017 Comentario: 0

La flora intestinal son aquellas bacterias que encontramos en nuestro aparto digestivo y que desde hace un tiempo vienen siendo muy promocionadas por grandes empresas de lácteos, galletas… Pero ¿Qué es realmente esta flora?¿Como funciona?¿Por qué es tan importante cuidarla?

Además de responder esto, también veremos como en este aspecto de la salud algunas empresas también se aprovechan para promocionar productos nocivos como sanos o beneficiosos.

Pero primero lo primero…

La flora es algo más que un puñado de bacterias en nuestro intestino que solo están relacionadas con problemas de estreñimiento y digestión.

La flora bacteriana o microbiota es considerada como un órgano en si misma, no por ser un conjunto de tejidos, sino por el papel  fundamental que desempeña en nuestro organismo.

Es uno de los componentes principales de nuestro aparto digestivo ya que controla y modula la mayor parte de sus procesos. 

Nuestro aparato digestivo funciona en nuestro cuerpo como un segundo cerebro, de hecho es conocido como “Cerebro entérico”, es una de las zonas con más conexiones nerviosas de nuestro cuerpo teniendo contacto directo con el Sistema Nervioso Central. 

Por lo tanto, además del procesado de comida, el metabolismo y la absorción de nutrientes, nuestro Sistema Nervioso Entérico (antes llamado aparato digestivo) se encarga también del control de gran parte del sistema inmune y de la producción hormonal. 

Esta relación entre estos dos sistemas también provoca que alteraciones en el aparato digestivo y la microbiota puedan implicar afectaciones a nivel psicológico relacionadas con sensibilidad al estrés y emocionalidad negativa. 

Por esto, resulta tan importante cuidar nuestra micriobiota como lo es cuidar de nuestros riñones, corazón, hígado… Pero entonces ¿Cómo la cuidamos?

La respuesta corta es la siguiente: LLEVA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE!! 

La respuesta larga la desarrollamos un poco a continuación pero se basaría en: consumo de fibra de calidad, consumo de otros prebióticos, eliminación del azúcar y procesados.

 

 

Cuidar de nuestra Flora.

 

El primer punto que me gustaría abordar ya que ha sido el más mediatizado es el de la fibra (en otro post ya hablamos sobre la fibra-->post). 

Son muchas la empresas que en su etiquetado buscan llamar la atención con propiedades sobre los productos que luego, leyendo la letra pequeña, vemos que no es tan bueno.

Por ejemplo, en la siguiente imagen vemos unas galletas que se promocionan con “Alto en fibra”.

Estas son de las mejores galletas que uno puede encontrar en un Supermercado convencional en cuanto a ingredientes pues aunque llevan azúcar no es su ingrediente principal y no llevan aceite de palma (aunque el de girasol tampoco es lo mejor…). 

Y aún siendo de lo mejorcito vemos que tiene 3 veces más azúcar que fibra y prácticamente la misma cantidad de grasas saturadas. 

Galletas fibra

Y ¿Por qué sacamos esto a colación? Pues porque no es oro todo lo que reluce y en ocasiones nos creemos que estamos cuidando nuestra Flora con productos que la dañan. 

Existen productos ricos en fibra que es realmente beneficiosa como las frutas frescas y las verduras. Y Superalimentos como el Cáñamo, la Chía o el Baobab, que además contienen los dos tipos de fibra necesarios; fibra soluble e insoluble. 

Por otra parte, tenemos alimentos prebióticos, es decir, que favorecen la salud de la Flora como pueden ser el ajo, la cúrcuma, la Espirulina o el Verde de Trigo. 

Por último, no debemos olvidar que productos como el azúcar refinado y los alimentos procesados provocan estrés metabólico, inflamación y dañan la Flora intestinal, por lo que es mejor evitarlos lo máximo posible. 

Como siempre, recordamos que esta información y consejos no son pautas de tratamiento de enfermedades y que en cualquier para mantener la mejor de las dietas y la salud, lo más recomendable es consultar con especialistas de la medicina y la nutrición que estén actualizados y sean profesionales.

Comentarios

Déjanos un comentario